anclajes-Geotec-1
anclajes-Geotec-2
Anclaje-Jardins de Roig i Raventos-Barcelona
anclajes-Geotec-4

Anclajes

Los anclajes al terreno se realizan, habitualmente, para la sujeción de una pantalla (ya sea de hormigón, de pilotes o de micropilotes o por bataches).

Estos elementos son capaces de transmitir las cargas aplicadas en cabeza al terreno. Para evitar que esta carga actúe en la zona inmediatamente posterior a la pantalla (zona de inestabilidad) se dispone una parte libre (normalmente enfundada) y una parte adherente o de bulbo.

Los anclajes pueden ser de barra o de cable y el sistema de perforación e inyección, vendrá condicionado por el terreno existente. Una vez ejecutados los anclajes se procede a su tensado en el caso de anclajes activos. Es habitual que en los anclajes se realicen pruebas o ensayos de diferentes tipos según necesidades (investigación, recepción o idoneidad).

Como en el caso de los micropilotes con los ensayos de investigación, se obtienen tensiones de transferencia entre el bulbo del anclaje y el terreno reales, que permiten la comparación entre diversos sistemas de perforación e inyección.

Es recomendable (así lo indican las todas las Guías y recomendaciones sobre anclajes) someter los anclajes a ensayos de carga. Existen diferentes tipos (recepción idoneidad, investigación). Para más detalle consultar el apartado ensayos.

Aunque en el caso de los anclajes es más difícil que exista limitaciones en el tamaño de los equipos a utilizar para su ejecución, se debe evitar diseñar anclajes poco realistas: ejecución de anclajes de más de 75 T en terrenos areno arcillosos en zonas urbanas, diámetros de perforación superiores a 150 mm o bulbos de más de 15-20 m.l. donde antes de que se transmita la carga al extremo inferior del bulbo ya se está arrancando el extremo superior.